31 diciembre 2008

FORMAS y GEOLOGÍA de los terrenos graníticos: ( III - Meteorización y Alteración del granito)

El granito, una de las rocas más francas y sólidas que existen, es atacado por la acción química del agua, y en combinación con otros factores erosivos como el viénto, puede llegar a dar formas asombrosas como los "taffonis" de la foto (Quinta Buitrera, Pedriza)




3.1 Definición y significado:


La Meteorización consiste en la desintegración de la roca “insitu” en el rango de temperaturas ambientales, mediante procesos físico-mecánicos y químicos. Con varios de estos procesos se produce un manto de alteración o regolito, desarrollado de arriba hacia abajo, que con la adición de materia orgánica se transforma en suelo.

Este manto, compuesto de arenas de variable grosor que pueden oscilar desde centímetros a varias veintenas de metros de espesor, mantiene las condiciones de humedad del suelo, denominándose frente de alteracion a la zona de contacto con la roca aún compacta o viva.
El frente va descendiendo y profundizándose, o puede ser expuesto en superficie si la zona esta lavada y drenada por las arroyadas de aguas.
Después de fuertes lluvias los sólidos pueden ser arrastrados a través del sistema subterraneo de huecos y poros que supone la capa o manto de regolito.
La relación entre la velocidad de avance del frente de alteración y la del rebajamiento del regolito determina el espesor de este último, y origina el afloramiento de las formas graníticas. Este rebajamiento viene facilitado por el descenso de nivel de base general tras las orogenias y el consiguiente rejuvenecimiento de la red fluvial.

Pero la alteración del granito funciona como un precursor de la erosión y facilita el trabajo de esta. Las primeras teorías sobre la alteración del granito miraban hacia los procesos de enfriamiento y calentamiento de insolación sufridos por este como agente de mayor importancia, pero en la actualidad y gracias a trabajos de campo, la humedad se ha revelado como el factor más importante y efectivo.

Algunos procesos de alteración desembocan sin embargo en encostramientos procedentes de la cimentación del regolito al mezclarse con diversos materiales locales (autóctonos), o llegados de otros lugares (alóctonos), por medio del viento, el agua y otros agentes erosivos transportantes.

También merecen ser mencionados los siguentes agentes alteradores: el haloclastismo (proceso que mediante la cristalización de sales produce la fragmentación del granito aún fresco), las raíces de árboles y arbustos, así como los líquenes, algas y bacterias que se adhieren al granito.
Tras los diversos procesos de alteración el granito se fragmenta para dar una arena gruesa, denominada Grus, que llega a arcilla arenosa en su estadio final.
Como resultado de la meteorización y alteración diferencial de los diversos componentes del granito(en concreto el feldespato y sobre todo la mica), algunos afloramientos graníticos presentan su superficie picoteada, destacando en ella cristales de cuarzo, ortoclasa o microclina.






3.2 Alteración química:

La infiltración de la humedad y los gases del aire propician una alteración pronunciada mediante procesos tales como oxidación-reducción, carbonatación, solución, hidratación e hidrólisis.
La hidratación supone la liberación de iones de hidrógeno tras la disociación del agua, los cuales pasan a distorsionar y a atacar los retículos cristalinos de algunos componentes del granito (además los granos de cuarzo están recorridos por grietas y microfracturas heredadas de los esfuerzos tectónicos durante o después de su emplazamiento).
Los granitos de grano fino son por ello mas susceptibles de ser atacados quimicamente, al tener mayores areas de contacto entre minerales.
El ataque se produce por expansión de líneas de exfoliación del mineral y la roca es penetrada por microfisuras, produciéndose microdescamación, laminado y astillamiento en la superficie del frente de alteración.
Según las condiciones locales se pueden llegar a originar nuevos minerales (como la caolinita), procedentes de la mezcla de los diversos componentes liberados por este tipo de alteración.
Las sales liberadas por meteorización son movilizadas por las aguas infiltradas y descienden por el regolito, tendiendo a acumularse justo encima de la roca fresca, encima del frente de alteración.

En cuestión de clima el pasado geológico fue más propicio para la alteración del granito, debido a las más propicias condiciones de humedad y temperatura, ambos factores clave en estos procesos. Así pues, allí donde las masas graníticas fueron sepultadas por grus la humedad se mantuvo la mayor parte del año y se alteró con rapidez, y donde las rocas sólidas afloraron en superficie estas quedaron secas después de cada lluvia, y su alteración fue más lenta.
Además hay que tener en cuenta que la mayoría de los granitos fueron emplazados en los más antiguos escudos montañosos, por lo que han sido largamente expuestos a estos agentes alteradores.

25 diciembre 2008

Santa Clavos


16 diciembre 2008

Contreras años 70s (Magic Rock Climbers)


Juan López "Pelos" en la vía Chiqui de la norte de la Torre Negra, Contreras (1974)

A principios de la década de los 70s, las principales escuelas de escalada castellanas eran Pedriza y Galayos. Pero en está época los escaladores descubren los Cuchillares de Contreras, después de que Pedro Notario los diera a conocer en el entorno valenciano, al encontrárselos durante un descenso en piragua por el Cabriel.
Contreras es una escuela de escalada en roca caliza, y pese a que, según Biafra, los madrileños cometieron la tropelía de desclavar sistemáticamente y sin medida (cosa que no estuvo bien), supuso un lugar de gran importancia para ellos. Su relativa cercanía y sus moderadas dimensiones la hicieron terreno de práctica ideal, de cara a futuras visitas a los terrenos, también calizos, de los Picos de Europa.


Estas son algunas de las vías que los Magik Rock Climbers abrieron y escalaron en aquel lugar:



Vía “Susana” (MD). Cara Sur de la Torre Negra:

Esta vía lleva el nombre de la hermana del escalador José Luís Ortiz “Tronco” y fue abierta por Miguel Ángel Mora “Biafra” y Juan López “Pelos” alrededor del año 1975. Se abrió en el día y consta de dos largos de cuerda. Se enmarca en un momento importante, poco después de la apertura de la vía “Chiqui” de Tito de la Fuente y Rodolfo Assas, al poco de que este último hiciera aquella importante repetición, junto a Santiago Hernández, de la vía del Puro de los Mallos de Riglos.


La cara sur de la Torre Negra


Vía “Si bemol” (MD). Cara norte del Alto de Contreras:

Año 1975. Abierta por Miguel Ángel López Mora y Santiago Hernández en el día. Otra importante actividad, con largos a tope, de 40m, en la que cogía mucho “coco” y se llegaba al límite (V/V+ y A1). Esta es una de esas vías en las que Biafra comenzó a encontrarse cómodo y suelto en la caliza, y en las que se entrenó para sus futuras aperturas en Picos.



La norte del Alto de Contreras y el trazado de la "si bemol"



Diedro “Biafra” . Torre Cabriel:

Abierta también en aquella época como variante de entrada al Diedro Botella del Espolón Este de la Torre Cabriel. Con una entrada bastante bonita de escalada artificial, se puso bastante de moda en el momento, debido a las numerosas repeticiones.


El trazado del Diedro "Biafra", que en algunos croquis aparece como variante del "Pelos"



Vía “Iberia” (Torre Negra, cara norte), el gran vuelo del Calavera:

Relato de Miguel Angel Mora "Biafra"



El autocar arrancó y rápidamente comenzamos el viaje de vuelta hacia Madrid. Sentado al lado de la ventanilla veía alejarse la Venta de Contreras, el blanco de sus muros y el verde de la foresta, formaban una armoniosa estampa junto a la serpenteante carretera del puerto. También quedaba atrás un día muy intenso que nos enseñó aun más a vivir la vida en el presente, y a grandes tragos, pensando que no nos bastaría a la hora de perderla, como nos contaba el poeta y dramaturgo Bertolt Brecht.

Aquella mañana me había encordado con Paco Aguado (Calavera) y mi compañero habitual, Juan Vicente López (Pelos), lo había hecho con otro escalador. La idea estaba bastante definida: abrir una vía en la cara norte de la Torre Negra, en los Cuchillares de Contreras, a la izquierda de la vía “Chiqui”.
Por aquel entonces ya habíamos trepado numerosas rutas en esta escuela, y estábamos abriendo otras nuevas, y esta se había convertido en nuestra favorita.

En el primer largo voy en cabeza, la dificultad es mantenida y aumenta a medida que voy ascendiendo. La roca de calidad aceptable y tonalidad muy obscura. Los clavos entran bien en grietas y agujeros. A unos treinta metros del comienzo decido montar una reunión en estribos, en un terreno muy vertical, cerca de unos nichos característicos de color rojizo. Paco me alcanza y propone algunos cambios en el emplazamiento de los seguros, con su surtido de clavijas nuevas muy variadas, más bien pequeñas, y según veo, muy aptas para su uso en progresión. Introduce dos acuñadas entre sí, y me indica que cuelgue mis estribos de ellas y que le asegure, pues va a comenzar a escalar en cabeza el segundo largo.

Santiago Hernández (junto con un buen grupo de amig@s) observa nuestras evoluciones desde la base de la pared, y quizá su presencia me hace recordar aun mas sus valiosas enseñanzas: “las reuniones, ¡a prueba de bomba!...
Momentos antes de la partida de Paco clavo una U de Charlet-Moser de las de anilla, a mi izquierda, y otra sin marca, también de anilla, a mi derecha. Ambas de un tamaño convencional. Me ato a ellas con sendos nudos Ballestrinque, y le digo a mi compañero que puede comenzar. A los pocos metros desaparece de mi vista, oigo los ruidos de su maza golpear una y otra vez, y por fin me comenta que todo va bien. Mientras, Juan López ha empezado a subir esta misma vía, y poco a poco se está acercando a mí.
Paco combina escalada libre y artificial, y gritando me comenta que ya está muy cerca de la vía “Notario”, y que en pocos metros montará una reunión.

El severo ambiente de la vertical cara norte de la Torre Negra


A mediados de los 70´s aun escalábamos con arnés de pecho, normalmente auto confeccionado, con trozos de cuerdas viejas. El mió lo formaban seis anillos. Asegurábamos al hombro, sin aparatos, y la cuerda la sujetábamos con las dos manos.
De repente escucho un estrépito metálico de material de escalada, y gritos procedentes de la base de la Torre. Siento varios tirones intermitentes de la cuerda, y veo caer a Paco vertiginosamente. ¡Está haciendo cremallera!...Bloqueo absolutamente las cuerdas, pero Paco llega a mi altura, pasa, y sigue para abajo. Ya ha arrancado todas las clavijas que había puesto, cuando de repente siento un tirón bestial, y saltan las clavijas acuñadas que sostenían mis estribos. De repente me veo colgando boca abajo, sujeto únicamente a las dos clavijas de anilla con las que yo había reforzado la reunión en el último momento. Paco, a su vez, cuelga directamente de mí, y a muy pocos metros del suelo.

Siento un dolor tremendo en las manos, hombros y axilas. También me he golpeado en la cadera, pero he conseguido parar la caída de mi compañero. Sigo boca abajo, penosamente dejo correr las cuerdas por mis doloridas manos hasta descolgar a Paco hasta la base. Tras esto ya puedo restablecerme y vuelvo a una postura más natural.

La catástrofe podría haber sido mucho mayor, pues al caer Paco, faltó muy poco para que chocara contra Juan, que estaba a punto de llegar a la primera reunión. Santiago Hernández y otros compañeros acuden a socorrer al Calavera, que afortunadamente no tiene daños considerables, y dice que se encuentra bien. Los nudos de su encordamiento están tan apretados que se hace necesario cortar las cuerdas. Juan asegura la reunión con varias clavijas más, y para evitar más sufrimiento a mis castigadas manos, me descuelga hasta la base. Seguidamente él rapela.
La gente que pudo observar el accidente nos comenta que al ver la enorme caída de Paco, y que yo era sacado de mi anclaje, llegaron a pensar, por unos instantes, que ya nada podría detenernos, de ahí sus gritos de pánico.
Al analizar las cuerdas pudimos comprobar lo peligroso que puede ser el uso del ballestrinque, para asegurarse en las reuniones a los diferentes puntos de anclaje. Ante una fuerte presión, las cuerdas tienden a partirse por estrangulamiento por ellos. Después de este suceso, siempre volvimos a usar las gazas dobles para estos efectos.

Para quitar algo de hierro a todo este asunto se nos ocurrió que, después de tan magnífico vuelo, la vía en cuestión debería llamarse “Iberia”, como la compañía aérea de bandera.


El autocar seguía su viaje por la nacional III, algunos cantaban canciones de siempre. Yo, reconfortado por el calor de los amigos, al lado de la ventana, viendo pasar Castilla, intentaba no quejarme de las horribles quemaduras de mis axilas, hombros y manos. Cuando cerraba los ojos acudían a mi mente las imágenes de aquella espeluznante experiencia, y me repetía a mi mismo: “Las reuniones a prueba de bomba”…como si de un mantra se tratara.

Más de treinta años después, aun guardo en un cajón aquella clavija Charlet-Moser, sección de “U” de las de anilla, que nos salvó la vida a Paco Aguado y a mi. La otra ya no recuerdo ni en que grieta ni en que ruta quedó clavada.

* Este accidente se pude contrastar en el libro de Pit Schubert "Seguridad y Riesgo" en el anexo de siniestralidad en España, apartado Contreras, Valencia.

05 diciembre 2008

Dos hombres y un bombón (Mallo Fire. Riglos)

La nueva apertura de Armand Ballart y compañeros.....

Ole, ole y ooooooooole!!!!!!!
Chapó.

04 diciembre 2008

Ayuda a Bridwell

Giovanni Groaz, alpinista italiano y guía de alta montaña, fue compañero de Jim Bridwell en numerosas escaladas en Yosemite o Alpes. Su relación fue determinante para Groaz, quien no se lo ha pensado un momento a la hora de ayudar a "The Bird", el gran Bridwell, que atraviesa un complicado momento personal.

Bridwell fue capaz de trasladar la filosofía hippie y despreocupada a la montaña, anclándose durante años en un Yosemite contracultural, que visitaría por primera vez en 1962. A través de la apertura de algunas de las rutas más comprometidas del valle, y gracias a su innegable carisma, fue convirtiéndose en un símbolo de la escalada americana, siendo uno de los fundadores del YOSAR, el servicio de rescate del Yosemite. Jim también dejaría su huella en inclementes paredes como las de Alaska o Patagonia.

Ahora Jim tiene 64 años y atraviesa uno de los peores momentos de su vida: se ha visto desahuciado de su casa por el impago de la hipoteca. Esta crisis financiera se une a los problemas físicos que todavía arrastra tras un aparatoso accidente escalando. Razones suficientes para que un grupo de guías de Trento, solidarizados con el americano, creara recientemente un comité de ayuda para esta leyenda viva de la historia de la escalada.

Todos los que deseen ayudar puede ejercer su derecho al donativo a través de esta cuenta bancaria: IBAN IT-64-H-07601-01800-000092800887, a nombre de HELP JIM BRIDWELL, 38100 POVO (TN), Italia. El comité de ayuda ya ha sido oficializado por la Agencia de Ingresos italiana, con el siguiente codigo fiscal: 9608136022.

Giovanni Groaz agradece de antemano y "de todo corazón" la ayuda que se le pueda prestar a Jim Bridwell.


Texto extraido de www.desnivel.com



21 noviembre 2008

Paul Preuss (1886 - 1913)

Hijo de un profesor de música húngaro y de madre francesa. Pronto abandonó su Viena natal para estudiar en Munich. Estudió fisiología (biología) y con total seguridad hubiese sido un profesor influyente, de no haber sido por su prematura muerte a los veintisiete años.




Llegó a escalar más de 1200 vías (un dato muy relevante para los años de los que estamos hablando, y su edad) de las cuales 300 fueron escaladas en solo y 150 fueron primeras ascensiones. Un fatal accidente mientras escalaba la cara Norte del Manndlkogel acabó con todo. La última vez que fue visto con vida fue el 22 de Septiembre, cuando se dirigía solo a la cara norte.



En la actualidad, es muy factible asociar a Preuss con la escalada artificial, pues numerosas de sus vías en Dolomitas están repletas de clavos, pero esto no es cierto, pues todos estos clavos fueron puestos después de la primera ascensión.

Preuss estaba totalmente en contra del uso de los clavos y de las maniobras de cuerda. Él veía en todo esto una ofensa contra las éticas del alpinismo, considerando el uso de las técnicas de escalada artificial, como un paso hacia atrás en el progreso del Alpinismo.

Con el tiempo, fue demostrando a los escaladores que esos largos "imposibles" escalados mediante técnicas artificiales, podían ser escalados en libre y sin uso de clavos.

Como dato curioso, podemos destacar su escalada en solo abriendo la cara Este de la Campinale Basso el 29 de Julio de 1911 en dos horas. Dicha escalada intentó ser repetida por Pino Pratti, quien murió en el intento. Debieron de pasar diecisiete años para conocer su primera repetición.



Preuss tenía una confianza plena en sus habilidades como escalador, y en su gran fortaleza psicológica, esto le permitía afrontar sin el uso de clavos grandes dificultades en escalada.

El Dr. Günther Freiherr von Saar destacaba la gran belleza de los movimientos de Preuss al escalar. Metro a metro con un perfecto equilibrio mientras se afianzaba a los salientes de la roca subía con total confianza, pero era capaz de retroceder con precisión sobre sus pasos cuando se sentía inseguro o cansado.



El Dr. Günter remarcaba también lo mucho que la ética influenciaba en las escaladas de Preuss:

AXIOMA DE PREUSS

El montañero, especialmente el escalador, debería limitar siempre sus ambiciones a su capacidad.
No debería de probar nada para lo que no esté preparado. Esto nos lleva a los siguientes seis teoremas:

  1. Uno no debe de estar igual de preparado que la expedición con la que se compromete, sino por encima.
  2. La dificultad real que un escalador puede escalar con seguridad, es aquella que puede destrepar, y aquella para la que él se considere a sí mismo preparado. Esto debería de representar los límites en el intento de la escalada.
  3. Por lo tanto, el uso de técnicas artificiales sólo llegarán a justificarse en caso de un repentina amenaza de peligro,
  4. Los clavos son una ayuda de emergencia y no la base para la realización de una escalada.
  5. La cuerda debería de usarse para facilitar las cosas, pero no como única herramienta para hacer posible una expedición
  6. El principio de seguridad es algo muy importante. No la espasmódica corrección de uno mismo cuando quiere seguridad mediante el uso de ayudas artificiales. La verdadera seguridad es el resultado de cada escalador cuando estima qué es posible y qué desea hacer.

Los logros de Preuss fueron reconocidos por todos los grandes contemporáneos como Dülfer, Piaz y depués por Welzenbach, Cassin y Heckmair. Todos hablaron con gran admiración de Preuss, aunque al contrario que él, ellos forzaron y evolucionaron las técnicas de escalada artificial, algo que condenó Preuss.

Dülfer y Herzog (como también otros grandes escaladores de este periodo) siguieron las enseñanzas de Preuss, pero la ambición terminó apoderándose de ellos. Ya no tenían tiempo de probar los movimientos para escalar en libre los largos"imposibles". Ahora deseaban abrir grandes paredes de muchos cientos de metros. Muchas veces terminaban siendo rutas muy expuestas pues no siempre era posible encontrar un línea natural, por lo que fueron configurando la roca mediante tallados para que al final fuese posible completar la escalada sin el uso de clavos y maniobras de cuerda.


The walk of life




Aún está muy reciente el encadenamiento de esta vía por James Pearson, un inglesito de apenas 22 años, que ha conseguido hacerse con la vía ¿más dura? del mundo en estilo limpio, graduada como E12, 7a. (Algo así como 8c+/ 9a muy expo.)

James ha estado detrás de esta vía durante más de cuatro años, quien para conseguir una escalada lo más "pura y limpia" posible, quitó las 13 clavijas de una ruta que ya existía previamente.

Durante todos los intentos, James ha llegado a tener caídas de más de 20 metros sobre microfriends.

Esta son algunas de las preguntas realizadas en una entrevista en exclusiva por planetMountain.com a James:



¿Para algunos puede parecer extraño que quitases las clavijas de una vía que ya existía?

He añadido una variante de entrada directa a Dyer Straits, una vía que sólo se había escalado en su mitad superior y su mitad inferior se escala a través de la arista de Earth Rim Roamer.
He quitado todos los clavos (13 en total) de la parte superior porque estaban en un terrible estado y no daban confianza alguna. Los clavos estaban en tan mal estado, que la vía ya no era posible, al menos, en similares condiciones de seguridad a como se escaló originalmente. Al quitar los clavos, sentí que la vía me estaba dando algo nuevo en vez de quitármelo. Como dato, los clavos no fueron colocados por Ian Vickers, sino que se colocaron antes de su escalada en 1994 por Andy Donson quien está completamente de acuerdo con mis acciones.




¿Inicialmente habías previsto simplemente reemplazar los clavos?

Si, pero pronto me di cuenta que puede y debe hacerse sin clavos. Los tiempos y las éticas están cambiando, tenemos que avanzar y escalar cada vez más buscando un estilo más puro. Mi opinión es que las clavijas tienen un impacto negativo en la escalada tradicional, y su uso debe de evitarse.





¿Esto es un consenso general?

El punto de vista sobre los clavos en los acantilados ingleses cambia de un escalador a otro. En la actualidad, hay debates sobre la futura postura oficial sobre esta cuestión. Personalmente pienso que todos los clavos deben de ser eliminados y no sustituidos. Las vías deberían de ser "re-escaladas" y regraduadas de esta forma, pero los nombres originales se mantendrían.



Fragmentos de entrevista y fotografías de www.planetmountain.com

En este vídeo podremos ver un poco a James en movimiento y en "Equilibrium"



19 noviembre 2008

Greenspit


Escupitajo verde, es el nombre, un juego de palabras que creó Didier Berthod cuando quitó los 5 expansivos (SPIT) de esta increible fisura enclavada en el Valle del Orco, Italia.



Perfectamente horizontal durante 12 metros, esta fisura atraviesa un enorme voladizo, por lo que su escalada es muy parecida a la de escalar un techo. Empotramientos de dedos, manos, puños y pies a lo largo de todo el techo son necesarios para poder vérselas con greenspit. ¡MUCHO DOLOR!



Breve historia de esta vía

Marco Pedrini fue el primer escalador que puso 2 spit en esta fisura en la década de los ochenta. A continuación, fue Roberto Perruca quien añadió otro spit más. Tras la muerte de Perruca, Gianmario Bellini (amigo de Roberto), terminó de equipar la vía con un total de 5 spit en honor a Roberto.



En Agosto de 2003, durante su primera visita, Didier Berthod, un joven suizo de apenas 22 años, limpió todos los anclajes de la vía dejando sólo uno por encima del labio del techo.



Finalmente Didier escaló la fisura el 14 de Septiembre de 2003, autoprotegiéndose y proponiéndola como la fisura más dura de Europa. También cambió el nombre de la vía como reflejo de esta actitud.
¿Quién es Didier?

Un alocado escalador envenenado por las fisuras. Ha llegado a encadenar vías duras en caliza de hasta 8c+ y fisuras de hasta 5.14





10 noviembre 2008

Dos Torres (vía "Altoamaquina")


Nueva vía abierta por los hermanos Tardáguila, sin taladro y desde abajo.
Toda una demostración de intenciones...un saludo y enorabuena por esta iniciativa.

06 noviembre 2008

FORMAS y GEOLOGÍA de los terrenos graníticos: ( II - Fracturas y estructuras de descamación)

Talete en plena expedición científica del grupo geomorfológico del Boalo, en el L1 de la vía Voldamm. La vía cruza por debajo del Hueso, o Risco de Peñalarco, un espectacular resto de una laja curva.

2.1 Terminología, descripción y características:

El sistema de discontinuidades subhorizontales se puede subdividir en dos: por un lado estaría lo que se denomina pseudoestratificación, que se presenta como un modelado de escaso desarrollo y pequeña escala, y por otro las fracturas horizontales o suavemente curvadas propiamente dichas, conocidas como de descamación, de gran desarrollo en profundidad y continuidad lateral, y que son básicas para la explicación de los Bornhardt.
La descamación produce lajas que pueden tener un grosor de entre 10m y 20cm, y aparecen tanto en superficie como en profundidades de hasta 100m
Las fracturas de descamación están muy bien desarrolladas en rocas graníticas (incluidos gneises y migmatitas), y cortan a todo tipo de estructuras existentes en la roca. Su edad es claramente posterior a la consolidación de las rocas en las que aparecen, ya sean magmáticas o volcánicas.



La vía Hermosilla del Yelmo se vale de la separación de una de estas lajas curvas (en hoja de cebolla) para ascender la densa cara sur de este risco.





2.2.1 Teorías sobre su origen:

Las interpretaciones sobre el origen de las fracturas de descamación se pueden agrupar en dos grupos: las explicaciones exogenéticas, basadas a procesos externos como la alteracion química del agua en las fisuras, la insolación a nivel de superficie o la sucesiva descarga de peso superior.
Las endogenéticas buscan razones internas de comportamiento de los magmas o de tectónica que los afecta. Son las más aceptadas.



En la cara sur del Peñotillo (en la Maliciosa) también se puede observar a la perfección, la curvatura de este tipo de fracturas.

Teorias exogenéticas:

Son un conjunto de hipótesis, de las cuales, la más importante es la teoría de la descarga erosiva, que plantea la formación de las lajas de descamación exclusivamente debida a la liberación de presión superior (sin previa aplicación de tensiones).

Esta teoría se cuestiona por varias razones:

1. La descarga erosiva es lenta y gradual, y parece incapaz de producir estas fracturas.

2. Parece que la descomposición debería seguir unas líneas de debilidad o sistemas de discontinuidades ya existentes.

3. El hecho de que los inselbergs sean masas rocosas sometidas a compresión, (cosa que queda patente en su supervivencia a la erosión debido a lo cerrado de sus diaclasas), parece no ser compatible con esta teoría decompresiva.

4. Tampoco parece factible para explicar estructuras sinformes que aparecen en las zonas culminantes de algunos inselbergs.

5. La edad de las lajas o escamas es considerablemente más antigua que la de los restos erosivos.





Teorias endogenéticas:

Parece ser que la hipótesis de atribuir las lajas de descamación a las tensiones impuestas, durante y tras, el emplazamiento de los magmas, no es del todo aceptable; y ello se debe a que la descamación se ha apreciado también en rocas que no han sido emplazadas de ese modo, o en algunas series sedimentarias.
Hoy en día la teoría mas aceptada es la de la Compresión Lateral. Apoyada en los estudios de modelos tensionales (para profundidades de un kilómetro aproximadamente en la corteza continental), y con los datos de tensiones obtenidos en zonas actualmente erosionadas, la estructura de descamación se contempla como el resultado de trayectorias de esfuerzos convexas, debidas a tensiones horizontales sobre las masas graníticas parcialmente confinadas (ósea, en su proceso de enfriamiento).
Esta teoría daría un carácter tectónico al origen de las formas dómicas.



El Yelmo es un auténtico misterio. Liberado de todas sus aparentes capas (salvo los restos de los gendarmes tanto de la Valkiria como de los Higinios), se mantiene denso e impenetrable, probablemente sometido a una tensión estructural interna que impide su descomposición, y lo sujeta firme en lo alto de lo que se conoce como Pedriza Anterior.

05 noviembre 2008

LA IDA DE OLLA

La soledá y el contacto con el sol pue haser que te vengan cosas raras a la cabeza como dispará a la gente, a lo mejor. Bien, si te ocurre esto... lo primero hay que calmarse y tranquilizarse. Esto le ha pasao a tol mundo, en mayó o menor medida. Hay que tené la escopeta en la habitación y los cartuchos en la bodega, pa frenar lo que se llama el repris de matá. Si el sintoma persiste, pue ya buscas la fuente, y con el agua que esta fresquita, que viene que ni pintá, te la pones en la nuca y se te calman los humos. Bueno y si la cosa sigue... pues te vas a un club de esos de luces, y te desfogas, que lo mismo estás en celo ¡pájaro!




¡GAÑÁN!

03 noviembre 2008

¿Llueve o no llueve?

El pasado sábado en el Elefante


Parecía que no, pero al final sí. Aunque con moderación, pues la roca estaba empapada y en cualquier momento podría descargar un pequeño chaparrón.

Así que nos decidimos por la sencilla vía "Aguita Amarilla" (A2) de unos 15 metros, que comienza con unos expansivos hasta llegar a una fisura horizontal hacia izquierdas donde comienza el bacalao. Un par de circles triangulados (si se limpian los plomos, es probable que se pueda meter un alien bien) nos lleva a otro circle rajado. Desde dicho circle, clavija para subirnos y meter un clavo. Un par de aliens y a estirarse (o ganchear con el cliff hanger) y llegamos al descuelgue de esta vía.

(Jugueteando)

Es probable que se pueda realizar clean de famobil, pero hay dos pasos que serían muy difíciles y harían de esta vía probablemente algo así como C2+, con comedura de tarro grande. Ahí queda el reto... servido para el que quiera degustarlo.